La fluidoterapia intravenosa constituye una de las medidas terapéuticas más utilizadas en el ámbito hospitalario.

Para realizar un correcto plan de fluidoterapia debemos conocer las indicaciones del uso de fluidos y los objetivos que queremos conseguir.

Indicaciones del uso de fluidos en veterinaria:

  • Restablecer el equilibrio en el balance de agua corporal del paciente.
  • Restablecer el equilibrio en la distribución de agua corporal
  • Restablecer el equilibrio electrolítico del paciente
  • Restablecer equilibrio ácido-base del paciente

Objetivos de la terapia con fluidos:

  • Restablecer la perfusión del paciente
  • Restablecer la hidratación del paciente
  • Asegurar el mantenimiento de funciones celulares.
  • Proveer de un soporte orgánico complementario. Administración de fármacos, mantenimiento de la glucemia…

Es imprescindible también conocer los tipos de fluidos que existen en el mercado y el uso de cada uno de ellos según las necesidades de nuestro paciente.

Cristaloides isotónicos de reemplazo:

Son soluciones hidro-electoliticas que tiene una rápida distribución intercompartimental y alguna son isotónicas y otras balanceadas. En la siguiente tabla se observan alguna de ellas que podemos encontrar en el mercado actualmente y su composición electrolítica.

Soluciones coloidales:

Son aquella que presenta un elevado peso molecular, por encima de los cristaloides. Tienen un efecto expansor. Pueden ser de origen natural o artificial y sus efectos, duración y efectos adversos dependerán de su composición.

Suero salino hipertónico:

Solución hidroelectrolítica de bajo peso molecular pero hiperosmolar. También presenta capacidad expansora.

Una vez que conocemos los desórdenes que presenta nuestro paciente y hemos decidido que fluidos queremos utilizar continuaremos con nuestro plan de fluidoterapia calculando la velocidad de dichos fluidos. Este cálculo lo realizaremos en función de tres factores:

  1. (30 x Kg) + 70)/24 horas = ml/h
  1. Grado de deshidratación que presenta nuestro paciente. Se calculará con la siguiente fórmula en función del porcentaje de deshidratación expresado en la siguiente tabla.

(%DH x kg x 10)/ entre el número de horas en los que decidamos reponer la deshidratación = ml/h

 

  1. Las perdidas contemporáneas de nuestro paciente que serán todas aquellas por encima de las perdidas sensibles normales.

ml de perdidas / el número de horas en las que decidamos reponerlo = ml/h

Los ml de perdidas los estimaremos pesando las heces, orinas, vómitos de los pacientes siempre que sea posible.

El volumen total de fluidos de nuestro paciente será el resultado de los sumatorios de los puntos 1,2 y 3.

Es importante entender que la terapia con fluidos es un proceso dinámico que se irá modificando en función de los cambios en nuestro paciente, las perdidas deben ir revaluándose cada pocas horas, muchas veces podemos necesitar el uso de varios tipos de fluidos y estos irán cambiando en función de la evolución de nuestro paciente.

Hospital Veterinario Tres Cantos, atención veterinaria de referencia en Madrid

En Hospital Veterinario Tres Cantos encontrarás al mejor equipo de profesionales y especialistas con años de experiencia a tu servicio. Confía en los profesionales.