La flor de pascua (Euphorbia pulcherrima) es una de las plantas más llamativas y características de la época navideña e incluso, es común regalárselas entre familiares y amigos pero, a menudo, no tenemos en cuenta que también puede ser muy llamativa para los animales y, debido a su savia blanquecina, puede ser perjudicial para ellos.

La salvia, característica de muchas otras plantas pertenecientes al grupo de las euforbias como son algunas plantas crasas o la higuera, tiene un alto componente cáustico que es altamente corrosivo e irritativo, por lo que su simple contacto puede provocar pequeñas heridas, eccemas, irritación, etc. tanto en pequeños animales como en el ser humano.

¿Cuáles son los síntomas que aparecen?

Los síntomas que aparecen pueden ser variados, dependiendo de si la ha ingerido o no. En caso de contacto directo con el animal podemos encontrar:

  • Irritación de la piel
  • Ampollas
  • Úlceras en zonas más delicadas como pueden ser los ojos y la boca

En caso de ingesta, lo que encontraremos serán:

  • Vómitos
  • Diarreas que, depende de la afectación, pueden ser sanguinolentas.
  • Hipersalivación, sobre todo en gatos, derivada de las náuseas o de la irritación de la zona oral.
  • Temblores
  • Fatiga y decaimiento
  • Hiporexia o anorexia.

Aunque no resulta letal casi en ningún caso, su afectación o gravedad dependerá de la cantidad que haya ingerido. También, podría haber una complicación debido a una alergia o hipersensibilidad que derive en un shock anafiláctico.

¿Qué debemos hacer si sospechamos de intoxicación con esta planta?


Como con cualquier tóxico, debemos identificar y estar seguros de que ese sea el tóxico con el que haya estado en contacto el animal para que podamos descartar cualquier otra causa.

En caso de contacto con la savia, debemos limpiar muy bien la zona, sobre todo en zonas de mucosas y, en caso de eccemas y heridas, podemos aplicar tratamientos tópicos para aliviar los síntomas.

En caso de ingesta, podemos aportar tratamiento de soporte hasta que los síntomas remitan y en función de la gravedad, añadir un antibiótico de cobertura y, en un primer momento, la provocación del vómito siempre y cuando la ingesta haya sido hace poco y administrando carbón activo para impedir la absorción.

Es importante que, cercano y posteriormente a las fechas navideñas, introduzcamos la pregunta de si tienen este tipo de plantas en la anamnesis siempre que nos vengan por síntomas compatibles a la toxicidad de la planta.

Hospital Veterinario Tres Cantos, centro veterinario de referencia.

Esperamos que este artículo os ayude a conocer más sobre los peligros de esta planta y cómo actuar en caso de intoxicación.