BMC Veterinary Research 2014, 10:257

Marios Charalambous1*, David Brodbelt2 and Holger A Volk1

Antecedentes: Para el tratamiento de la epilepsia idiopática canina (EI) se utilizan diversos fármacos antiepilépticos (FAE).

La información sobre su eficacia clínica sigue siendo limitada. Se diseñó una revisión sistemática para evaluar la evidencia existente sobre la eficacia de los FAE para la presunta EI canina. Se realizaron búsquedas electrónicas en PubMed y CAB Direct sin restricciones de fecha ni de idioma. También se realizaron búsquedas en actas de congresos. Revisado por pares. Se incluyeron estudios completos revisados por pares que describían objetivamente la eficacia de los FAE en perros con EI.

Los estudios se asignaron en dos grupos, es decir, ensayos clínicos aleatorios cegados (bRCTs), ensayos clínicos aleatorios no cegados (nbRCTs) y ensayos clínicos no aleatorios (ECA) (grupo A) y ensayos clínicos no controlados (ECA) y series de casos (grupo B). Los estudios individuales se evaluaron en función de la calidad de las pruebas (diseño del estudio, tamaño de los grupos de estudio, inscripción de los sujetos calidad y riesgo general de sesgo) y las medidas de resultado comunicadas (en particular la proporción de perros con una reducción ≥50% en la frecuencia de las convulsiones).

Resultados: Se identificaron veintiséis estudios, incluyendo dos actas de congresos, que informaban de los resultados clínicos de los FAE utilizados para el tratamiento de la EI. La heterogeneidad de los diseños de los estudios y de las medidas de resultado hizo que el meta-análisis no fuera apropiado. Sólo se identificaron cuatro ECAs en el grupo A y se consideró que ofrecían pruebas de mayor calidad entre los estudios. Un buen nivel de evidencia apoyó la eficacia del fenobarbital oral y la imepitoína y un nivel de evidencia regular. La eficacia del bromuro de potasio oral y del levetiracetam fue apoyada por un nivel de evidencia bueno. Para el resto de los FAE, se comunicaron resultados favorables se informaron resultados favorables en cuanto a su eficacia, pero no hubo pruebas suficientes para apoyar su uso debido a la falta de ECA.

Conclusiones: El fenobarbital oral y la imepitoína en particular, así como el bromuro de potasio y el levetiracetam probablemente sean eficaces para el tratamiento de la EI. Sin embargo, las variaciones en las características basales de los perros implicados, las diferencias significativas diferencias entre los diseños de los estudios y varias fuentes potenciales de sesgo impiden hacer recomendaciones definitivas.

Es necesario un mayor número de ECAs de tamaño adecuado que evalúen la eficacia de los FAE para la EI.

Palabras clave: Revisión sistemática, Epilepsia, Fármacos antiepilépticos, Tratamiento, Canino