La anestesia en braquiocefálicos es una técnica que presenta ciertas especificidades que se han de tener en cuenta a la hora de llevarla a cabo de manera efectiva, dadas las características concretas asociadas a este tipo de pacientes.

Desde Hospital Veterinario Tres Cantos, centro de referencia en Madrid, nos gustaría informaros sobre las particularidades del proceso de anestesia en razas braquicéfalas que permitirá lidiar con las dificultades que este presenta.

En este artículo podrás conocer las características de estas razas y la correcta realización de técnicas anestésicas necesarias para procedimientos quirúrgicos y que estos sean realizados con la máxima seguridad y eficacia.

¿Qué características presentan las razas braquicéfalas?

Las razas braquicéfalas son aquellas que presentan como principal característica un acortamiento de la longitud del cráneo; pero no todos los individuos de estas razas sufren el conocido “Síndrome del Braquicéfalo”.

Dicho síndrome conlleva una serie de cambios primarios y secundarios en estructuras de las vías aéreas superiores, siendo las más comunes: narinas estenoticas, hipoplasia traqueal, elongación del paladar blando, eversión de las tonsilas y /o ventrículos laríngeos

Se ha de reseñar que dichos pacientes suelen también presentar otras anomalías asociadas al Síndrome del Braquicéfalo, como alteraciones digestivas (hernia de hiato y estenosis pilórica que inducen mayor presencia de vómitos y regurgitaciones) alteraciones cardiovasculares (predisposición a un mayor tono vagal), estado proinflamatorio (por liberación de citoquinas causado por inflamación crónica de vías respiratorias), capacidad alterada de la eliminación de calor

¿Cuáles son las razas con mayor predisposición a presentar este síndrome?

Entre las razas caninas más proclives a presentar dicho síndrome encontramos Bulldogs (francés e inglés) y Carlino. Dentro de las razas felinas es la Persa, la que presenta un mayor número de casos, aunque no es común que presente manifestaciones clínicas.

perros braquiocefalicos

Procedimiento anestésico en razas braquicéfalas

En cuanto a los procedimientos anestésicos propiamente dichos se debe realizar un intenso examen clínico del paciente para evaluar el posible grado de obstrucción de las vías aéreas, así como una intensa anamnesis en busca de colapsos, problemas cardiovasculares o digestivos asociados.

Estos pacientes deben ser intensamente vigilados desde la premedicación hasta la desintubación, y tras esta, en busca de cualquier proceso respiratorio obstructivo. La desintubación se hará de forma tardía hasta la casi total recuperación anestésica.

Fármacos a utilizar

En la premedicación los fármacos sedantes más comúnmente usados son las fenotiacinas (Acepromacina a dosis 20-30 ug/kg IM) y Alfa-2 agonistas a dosis bajas en pacientes muy nerviosos o agresivos (Dexmedetomidina a 3 ug/kg IM)

Es importante preoxigenar a estos pacientes de una forma correcta siempre y cuando no conlleve a un nerviosismo extremo del paciente.

Asociado a estos sedantes se administra un analgésico opiáceo el cual dependerá según la intensidad dolorosa del proceso quirúrgico.

En la Inducción se podrá usar cualquier fármaco intravenoso de acción rápida siendo los más comunes Propofol y Alfaxasolona, a no ser sea un paciente cardiópata grave en cuyo caso se recomienda el uso de Etomidato.

Proceso de intubación

En el proceso de intubación tendremos disponible varios tubos endotraqueales de distinto tamaño y la intubación será lo más rápida y menos lesivo posible.

Mantenimiento anestésico

El mantenimiento anestésico se hará con agentes inhalatorios (Isofluorano o Sevofluorano) siempre que sea adecuado según el procedimiento quirúrgico.

Antiinflamatorios

En cuanto a la administración de antiinflamatorios, estos dependerán según el tipo de cirugía, aconsejándose el empleo de corticoides en cirugías correctoras del Síndrome del Braquiocefálico, y uso de AINES en el resto.

Proceso de extubación

Tras la extubación del paciente será importante una correcta vigilancia siendo conveniente mantener la boca abierta y tracción de la lengua junto con ventilación hasta que el paciente sea plenamente funcional. Es recomendable tener cerca el instrumental necesario para una segunda intubación si fuera necesario.

Hospital Veterinario Tres Cantos, tu centro de referencia de confianza en Madrid

En nuestro hospital veterinario en Madrid Norte contamos con un equipo de profesionales con años de experiencia que velarán por el bienestar de tu paciente en nuestras instalaciones veterinarias, equipadas con los últimos avances técnicos del sector para el diagnóstico y tratamiento de patologías que precisen de atención clínica especializada.