Los gatos y los perros son animales curiosos y sensibles a ciertas enfermedades o factores ambientales, por lo que necesitas estar atento a sus necesidades y asegurarles las mejores condiciones de vida.

En este artículo, desde Hospital Veterinario Tres Cantos 24 horas queremos contarte cuáles son las urgencias más comunes en perros y gatos sin importar su raza o tamaño, de tal manera que puedas detectarlas en tus mascotas y sepas cómo actuar a tiempo para ayudarlos.

Primeros auxilios para perros

Primeros auxilios para gatos

Atragantamiento y obstrucciones digestivas

Este tipo de urgencias veterinarias son frecuentes en cachorros. De pequeños, los perros o gatos pueden atragantarse con cualquier objeto. Entre los síntomas más notables en estos casos están los vómitos, arcadas y babeo, si el objeto se aloja en la parte del esófago. En este último caso, lo importante es poder extraer el objeto lo más pronto posible para evitar cualquier tipo de complicaciones o daños en su organismo.

Para atender este tipo de urgencia en el caso de que el objeto se halle alojado en el tubo digestivo, lo primero que se debe hacer es una prueba de diagnóstico por imagen para poder explorar el sistema digestivo sin la necesidad de recurrir a una cirugía.

Tras esto, una de las técnicas más usadas para la extracción es la endoscopia. Para proceder, se inserta un tubo flexible con una cámara que permite visualizar el interior de la mascota. A continuación, se va monitoreando toda el área a través de una cámara para ubicar el objeto y poder extraerlo con la ayuda de unas pinzas.

Síndrome del Gato Paracaidista

Entre las urgencias veterinarias más comunes encontramos el “síndrome del gato paracaídas”, lesiones de los gatos tras caer desde una gran altura. No se trata de un “intento de suicidio”, sino que el gato de por sí es un animal muy curioso y le gusta trepar. Este tipo de urgencia es frecuente en gatos jóvenes o no castrados.

Para atender este tipo de urgencia, lo primero es comprobar si la mascota aún respira y acudir lo más pronto posible al veterinario.

Lo más común en estos casos de urgencias veterinarias es que la mascota ingrese con varias lesiones o fracturas de huesos.

Vómitos o diarrea

Otra de las urgencias veterinarias más comunes. Sus causas pueden ser diversas, de mayor o menor grado, entre las cuales están la ingesta de alimentos no aptos para perros o gatos, o de alimentos en estado de descomposición. Su mejoría debería producirse dentro de las 24 horas siguientes.

En el caso de que tu perro presente algún otro síntoma, como debilidad o algún tipo de dolor, y persiste por más de 24 horas, entonces necesita atención médica inmediata. En cualquier caso, se recomienda acudir al veterinario para la revisión de la mascota, determinar el diagnóstico y tratamiento adecuado para su recuperación.

Mordedura de otro perro

Es una de las experiencias más traumáticas, tanto para el perro como para su dueño.  Lo habitual es que estas urgencias veterinarias se resuelvan con sutura y con un tratamiento de antibióticos, para prevenir o combatir cualquier infección.

Si tu perro fue atacado y mordido por otro perro, te recomendamos llevarlo con urgencia al veterinario. En caso que esté sangrando, comprime la herida con una gasa o un paño limpio para detener la hemorragia.

Atropellos

Los atropellos en perros o gatos son otras de las urgencias veterinarias más habituales.  En este tipo de urgencia se debe acudir al veterinario para su pronta evaluación. En caso de observar perdida de respiración en la mascota, esto puede ser una señal de que las lesiones originaron un colapso pulmonar (neumotórax).

Si el perro o gato están sangrando mucho, se le debe prestar atención de primeros auxilios para detener la hemorragia.

Colapso

Este tipo de urgencia se manifiesta por la pérdida involuntaria de movilidad en las extremidades. Entre las causas que podrían generar un colapso están: enfermedades musculo-esqueléticas, enfermedades cardiovasculares, reacción a algún medicamento, anemia, enfermedades respiratorias o neurológicas, entre otras. En cualquiera de estos cuadros de colapso lo más recomendable en acudir de inmediato al veterinario.

Dificultad respiratoria

En estos casos, se puede percibir una respiración débil o áspera. Esto puede estar relacionado con algún tipo de enfermedad respiratoria, del corazón, alergias o con que la mascota se haya tragado algún objeto, por lo que requiere de atención médica urgente.

Cistitis o dificultad para orinar

Si tu perro o gato presenta alguna dificultad para orinar debes llevarlo al veterinario lo más pronto posible. Esta sintomatología es más frecuente en machos que en hembras.

Problemas neurológicos

Este tipo de urgencia veterinaria se puede manifestar en el perro con alguno de estos síntomas: desorientación, falta de atención y coordinación de sus miembros, caminar en círculos… Si observas uno de estos cambios en el comportamiento de tu mascota, no dudes en llevarlo al veterinario.

Dilatación gástrica-vólvulo (DGV) o hinchazón

Se trata de una dilatación del estómago y es una un caso de carácter grave y potencialmente mortal.  Al principio se percibe intranquilidad después de haber ingerido abundante alimento, luego se presenta una hinchazón en el abdomen o se observan otros síntomas como irritabilidad, dolor y expulsión de abundante espuma blanca por la boca.

Este tipo de urgencia veterinaria es más común en perros de raza grande, como por ejemplo el pastor alemán, Golden Retriever o un gran danés.

Hospital Veterinario Tres Cantos 24 horas, atención de alta calidad para urgencias y casos de referencia

En Hospital Veterinario Tres Cantos contamos con el mejor equipo de profesionales altamente cualificados y especializados en la atención veterinaria de urgencias, si necesitas atención veterinaria de emergencia en Madrid norte, en nuestro centro veterinario tu mascota recibirá los mejores cuidados y tratamientos