Conocer las acciones básicas de primeros auxilios para gatos puede ser una cuestión esencial que nos permita actuar de forma rápida ante un accidente o problema de salud repentino en nuestro felino, siendo clave para mantenerlo en el mejor estado de salud y dándonos un valioso tiempo para llegar al veterinario.

Primeros auxilios para perros. Cuidados básicos para tu mascota

Las emergencias veterinarias suceden repentinamente y sin previo aviso. Por esta razón, en este artículo queremos mencionar algunas simples pautas que nos servirán para reaccionar de forma adecuada ante posibles accidentes de nuestro felino.

Cómo actuar ante una emergencia de salud de tu gato

Siempre que nos sea posible es recomendable llamar a un veterinario para explicarle la situación y que nos indique qué acciones podemos realizar para proporcionarle los cuidados básicos que necesita antes de llegar a la clínica y para que estén preparados para recibirnos.

Primeros auxilios para gatos: acciones básicas

Comprobar que está respirando

Para cerciorarnos de que nuestro felino está respirando podemos observar si existe movimiento torácico. En caso de que nos seamos capaces de apreciarlo, otra opción es acercar la mano con cuidado a su hocico para ver si está exhalando aire.

Actuar ante un atragantamiento

Una de las posibles causas de la detención de la respiración de nuestro felino puede ser el atragantamiento. Si nuestra mascota sufre un caso de atragantamiento que le impide respirar y no tenemos tiempo de llegar al veterinario podemos realizar distintas maniobras:

Intentar extraer el objeto manualmente

Abrir su boca e intentar retirar el objeto o cuerpo extraño con mucho cuidado, ya que, en nuestro intento de extraerlo, podemos introducirlo aún más.

Situarlo boca abajo con las patas traseras levantadas

Sujetar a nuestro gato de las patas traseras, en una postura similar a la de hacer el pino, lo que facilitará la expulsión del objeto gracias a la ayuda de la gravedad

Maniobra de Heimlich

Como último recurso y siempre en caso de atragantamiento total (en el que las vías respiratorias de nuestro felino están totalmente obstruidas y no podemos llegar rápidamente al veterinario) podemos realizar la maniobra de Heimlich. Para ello, colocaremos nuestro puño envuelto con la otra mano sobre la boca del estómago, donde termina el esternón, realizando varias compresiones con firmeza, pero con cuidado para no hacer daño a nuestro felino.

Tras cada compresión revisaremos la boca de nuestro gato para comprobar su hemos logrado expulsar el objeto de sus vías respiratorias.

En cualquier caso, aunque la maniobra de Heimlich consiga que nuestro gato expulse el objeto, es importante que acudamos al veterinario para que revise el estado de nuestro felino en busca de posibles lesiones internas.

Qué hacer si nuestro gato sufre heridas o lesiones por traumatismos

Si un gato ha sufrido un accidente o lesión es posible que se muestre agresivo, por lo que es importante que seamos extremadamente cuidadosos a la hora de manejarlo para llevarlo al veterinario. Para ello podemos emplear guantes o envolverlo con una toalla, pero siempre con mucha delicadeza y sin tocar la zona afectada.

Cómo reaccionar ante convulsiones en nuestro gato

Ante una crisis convulsiva hemos de mantener la calma y retirar cualquier objeto o elemento del mobiliario para evitar que se pueda lastimar. Trata de eliminar estímulos como sonidos estridentes o luces intensas. No debemos tocarlo, ya que podría reaccionar de manera agresiva.

Hemos de esperar a que la crisis convulsiva finalice, para posteriormente contactar con un profesional veterinario.

Qué hacer ante una hemorragia

En casos de heridas con sangrado, debemos colocar una gasa o toalla limpia sobre la misma aplicando presión durante cerca de 3 minutos. En caso de que tras este lapso de tiempo no haya cesado la hemorragia tenemos que aplicar más toallas o gasas encima de las primeras para intentar conseguir parar el sangrado.

La importancia de mantener la calma ante una urgencia veterinaria de tu gato

En estos momentos de emergencia hemos de tratar no dejarnos llevar por la ansiedad y mantener la calma, evitando actuar de manera brusca o realizar movimientos que puedan generar un mayor estrés en nuestro gato.

Es importante tener cuidado y mantener nuestro rostro a una distancia prudencial, para evitar el riesgo de sufrir arañazos o lesiones por culpa de una reacción agresiva de nuestro gato, fruto de su estado de estrés y ansiedad.

Estas pautas de primeros auxilios para gatos nos permitirán saber reaccionar de una forma más efectiva frente a este tipo de situaciones.

Tras darle la atención básica es importante acudir al veterinario

Tras proporcionarle a nuestra mascota la atención básica necesaria, acudiremos al veterinario lo antes posible para que realice el necesario diagnóstico y tratamiento de las dolencias o afecciones de nuestro felino.

Hospital Veterinario Tres Cantos, urgencias 24 horas en Madrid norte

En Hospital Veterinario Tres Cantos somos especialistas en urgencias con atención las 24 horas del día y servicio de hospitalización equipado con los últimos avances técnicos con el que lograr que tu mascota disfrute de la mejor atención veterinaria.

Nuestro equipo se compone de veterinarios experimentados con elevada cualificación y pasión por el cuidado de la salud de los animales. Todo esto se traduce en un servicio clínico de alta calidad para tu mascota con el que conseguir su pronta recuperación y velar por su bienestar en todo momento.